Los Escamoles

El Caviar Azteca, este preciado ingrediente

Inicia su temporada este mes hasta mayo, las larvas de la hormiga güijera están listos para su cosecha. Proteína básica y muy apreciada desde tiempos prehispánicos. 

Su nombre proviene del náhuatl Azcatl, hormiga y molli guiso o salsa, nombrados también como azcamoli, maicitos o hugues. 

Mediante un método de obtención totalmente artesanal, se busca la colonia, se hacen un hueco alrededor del nido y es retirado con las manos por uno de los buscadores, este sufre mordeduras que usualmente lo tienen con fiebre un par de días, pero el tesoro lo vale. Las huevas se lavan hasta eliminar la tierra que los cuida.

Su preparación debe de ser cuidadosa y al momento, con mucho cariño para no romper estas esferas, se saltean con mantequilla clarificada, cebolla blanca y chile serrano fresco. Ambos picados muy finos, se aromatiza con epazote, el tiempo al fuego debe de ser cuidado para no secarlos. 

Se sirve en tortillas de nixtamal calientitas, con aguacate y salsa verde, servido con Tequila Severo será inolvidable el momento.