El cuchillo Filetero.

El cuchillo filetero será la herramienta de filo y uso en la cocina que revisaremos.

 

Se elabora con una hoja delgada y larga que va de 3 a 4 centímetros de largo y uno grosor de 3 cms.

Hay dos tipos básicos flexibles y rígidos, la elección del flexible es para filetear productos muy suaves como salmón curado, carne cruda, jamón serrano, etc. La idea es que la flexibilidad de la hoja se adapte y siga la forma.

El cuchillo rígido es para hacer cortes muy delgados y precisos, este es ideal para verduras, papas, limpiar pescados y filetearlos.

Es ideal para rebanar productos de carne o aves al horno. Suele utilizarse el tenedor para esta tarea y apoyar a la hoja a seguir su camino.

Sus hojas en algunos casos tienen ranuras a lo ancho de la hoja para evitar que se pegue el producto, esto es debido a que en dichas ranuras queda aire y eso ayuda a retirar lo cortado de la hoja.

Se deben de mantener siempre con el filo en buen estado y muy limpios